Política Exterior

UNA POLÍTICA EXTERIOR AL SERVICIO DEL DESARROLLO NACIONAL

5061188022-7-15

El Ministerio de Relaciones Exteriores, ejecuta una política exterior al servicio del desarrollo del país, ampliando y fortaleciendo las relaciones diplomáticas, comerciales, económicas y culturales con el mundo, buscando incrementar la cooperación para el desarrollo y estimular las inversiones mediante la promoción de la plataforma de servicios y el gran potencial que ofrece el país.

Con una visión enfocada en planificar las metas del Estado panameño se renovó  la Comisión de Alto Nivel Presidencial para la Defensa de los Servicios Internacionales y Financieros (CANDSIF),  para mejorar la competitividad de la plataforma de servicios de Panamá.

Otro tema de la agenda internacional de Panamá lo  constituye la promoción  de la cooperación en apoyo a la Agenda de Estado en temas prioritarios como la dotación de  agua potable, sanidad básica, viviendas dignas, escuelas públicas, instalaciones de salud, transporte de primer nivel, cuarto puente sobre el Canal de Panamá y las líneas 2 y 3 del Metro de Panamá.

La consecución de donaciones al Proyecto “Dotación a Escuelas Públicas de autobuses para la movilización estudiantil/Proyecto Horizontes” del Ministerio de Educación, y el Proyecto “Dotación de Equipo para la Recolección de Basura en Municipios del país”, de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, son ejemplos de resultados de gestión.

La diplomacia  franca y dinámica de Panamá  logró sacar a Panamá de una lista denominada “paraísos fiscales” de Colombia, el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Venezuela, la renovación de la agenda con Italia; así como  el acuerdo para la apertura de embajadas entre Panamá y los Emiratos Árabes Unidos y  la instalación de una Misión de la Unión Europea en  el país.

En el plano bilateral también se relanzó con Colombia  la Interconexión eléctrica que posibilitará el acceso a fuentes de generación económicas con beneficios para los usuarios y con Costa Rica se firmó el canje de notas para la ejecución de un programa para la construcción del puente sobre el Río Sixaola.

Además, se han firmado una serie de acuerdos para promover el turismo, las inversiones y el comercio como por ejemplo con Guatemala, México, España, El Salvador, Trinidad y Tobago, Países Bajos; para combatir  el crimen organizado con Honduras,  sobre seguridad con Perú y un Tratado de Extradición con Rusia, entre otros.

En resumen, la política exterior panameña está concebida como un instrumento para el progreso inclusivo y sostenible de la población.

506118803______________________________________________

505818788

3-7-15

El Ministerio de Relaciones Exteriores, como ejecutor de la política exterior panameña, cumple con la estrategia gubernamental de elevar el perfil de Panamá en temas de desarrollo a nivel global.

Con ese propósito, la  Cancillería panameña finiquitó en este primer año de gestión gubernamental, la creación del Viceministerio de Asuntos Multilaterales y Cooperación, que permitirá a Panamá una participación más activa en la agenda multilateral.

Esta nueva instancia coordina, integra e incrementa la cooperación internacional hacia y desde Panamá, con proyectos enfocados en la agenda social, impulsando también que Panamá incursione como país cooperante, especialmente en materia de Cooperación Sur-Sur.

Con ello, Panamá tiene una participación más activa, dinámica y de más alto nivel en la agenda internacional y el debate en materia de derechos humanos, libertad de expresión, equidad de género y otros temas.

Esta mayor participación se aprecia  en cuanto Panamá se desempeña como  miembro activo de la Mesa de la Junta Ejecutiva de UNICEF;  del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC); y  de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI).

Además, concretó su candidatura al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el periodo 2016-2018 y logró la elección para una vacante  de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el período 2016-2019.

En este primer año de gestión gubernamental, la República de Panamá ha participado activamente en las negociaciones de la agenda de desarrollo post-2015 en sus tres ejes fundamentales: social, económico y de sostenibilidad.

____________________________________________

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, ha definido las prioridades de la política Exterior de Panamá y los cambios que impulsará durante su gestión.

Una de ellas es el devolverle a Panamá su histórica tradición de país mediador, neutral, y promotor del diálogo. “Siento que estoy aquí para asegurar la transparencia, para defender la institucionalidad del Estado, la democracia, y para que tengamos una política exterior coherente. Uno tiene que escoger sus luchas y esas son las mías”,
expresó en entrevista otorgada a medios informativos panameños.

La Vicepresidenta ha manifestado que uno de sus retos es recomponer las relaciones con países amigos sobre todo con los vecinos. Se empezó con Venezuela con la que se reanudaron las relaciones diplomáticas.

En ese contexto, indicó que se trabajará en dos áreas:

  1. Panamá como país de convergencia, que promueve el diálogo, la paz, que busca tender puentes, que busca sentar posiciones que no necesariamente se manejen amarradas a un bloque sino en base a su propio análisis y su propia visión.
  2. Por otro lado, desea impulsar un rol que es más nuevo para la política exterior panameña, el de ser muy activos en la agenda global de desarrollo. Que Panamá pueda convertirse en un referente teniendo posiciones en los temas de la agenda
    global de desarrollo: derechos humanos, desarrollo, equidad de género. Los derechos en términos amplios, las libertades.

Señaló que en los organismos internacionales se votará en línea con los nortes de la política exterior esbozada. En temas más políticos, espera actuar en la búsqueda del diálogo, de la paz, de la convergencia, y que eso sea lo que determine la posición del país. Desea que Panamá saque la bandera de la defensa de la equidad, de la lucha contra la desigualdad, de la lucha contra la pobreza, de los derechos humanos, de las libertades.

Se impulsará de la manera más rápida posible el estatus como miembro pleno de la Alianza del Pacífico donde actualmente tenemos el estatus de observador.